ARTÍCULO, PROYECTOS, RECOMENDACIÓN

EL OBRADOR DE LA ARENA: EL PLACER DE SENTIR (Galería de imágenes).

El juego es vital para los niños: a través del juego los niños todos manipulando, probando, encontrando, experimentando, viendo, ellos construyeron su propio yo y conociendo el mundo a su alrededor.
Desde el vivero damos valor al juego libre y auténtico creando entornos de juego para ser y ser, cuidar de la belleza y la estética del espacio y los materiales.
En un principio el obrador que propone a Ute Strub “Strandgut” (Berlín), un experto en juego y movimiento libre y fundador de la Asociación Emmi Pikler, se centró como una propuesta para adultos con un propósito terapéutico para conectar con el niño dentro. En la actualidad, se trata de una propuesta abierta para todas las edades. Es un espacio de juego, donde juega con arena muy delgada y seca y con objetos diferentes, útiles y utensilios. A través de un curso de formación con Ute Strub y las visitas a las escuelas donde el obrador está presente en las habitaciones, ofrece a los niños esta experiencia de placer y sentir con la arena. Sigue leyendo “EL OBRADOR DE LA ARENA: EL PLACER DE SENTIR (Galería de imágenes).”

Anuncios
PENSAMIENTOS, RECOMENDACIÓN

Fotógrafos registran salas/aulas alrededor del mundo

Una hermosa galería de fotografías de salas/aulas realizadas en diferentes países. Para pensar en la riqueza de las realidades diversas. Que la disfruten!

♥ -> Fotógrafos registram salas de aula em vários países do mundo

Otra galería recomendada: 32 Mágicas fotografías de niños jugando alrededor del mundo

ARTÍCULO

Así tienen que jugar los niños: al aire libre, sin directrices y preferiblemente con otros niños.

Por Beatriz G. Portalatín para EL MUNDO. 

Una, dola, tela, catola, quila, quilete, estando la reina, en su gabinete… La melodía viene sola a nuestra cabeza y seguramente, al entornarla bajito, recordemos el olor de la tierra de aquel parque donde íbamos cada tarde a divertirnos con los demás niños o del campo donde los domingos jugábamos sin parar. A lo que fuera, a veces incluso sin juguetes, sólo hacía falta despegar la imaginación. «¡Otra vez me la quedo yo!», dice María. «¡Es lo que te ha tocado!», responde Álvaro. Los niños tienen que jugar todos los días. Porque luego, cuando sean mayores, eso es lo que recordarán. Por mí y por todos mis compañeros (por mí primero).

«El juego no sólo les da bienestar y felicidad, sino que tiene una función muy importante para ellos en su desarrollo armónico, físico, social y ético-moral. Se aprende a respetar las normas, a ponerse en el lugar del otro y a contar con los demás. Se aprende a ser ciudadano», afirma Petra María Pérez Alonso-Geta, catedrática de Teoría de la Educación de la Universidad de Valencia y miembro del Observatorio Infantil del Juego. Sigue leyendo “Así tienen que jugar los niños: al aire libre, sin directrices y preferiblemente con otros niños.”