PROYECTOS

Es un modo de organizar el trabajo alrededor de una problemática a investigar que se plasma en un producto final, que da cuenta de todo lo investigado. Este producto final se va construyendo en distintos acercamientos en función de lo investigado y analizado, se va realizando en etapas y puede estar integrado por productos parciales.

La mirada está puesta en investigar lo necesario para el armado en el producto final.

Circula una concepción históricamente acertada en el Jardín de Infantes, que determina, que los proyectos implican necesariamente su elección por parte de los niños y niñas, es decir, que debe surgir del grupo o de algunos de sus miembros de manera expresa.

Los proyectos aúlicos pueden ser cuatrimestrales, mensuales o quincenales.

ELEMENTOS QUE LO COMPONEN:

DETERMINAR/ELEGIR EL PRODUCTO A ELABORAR: El grupo de niños/as participa activamente en ello. Este producto puede ser seleccionado/generado, a partir de los objetivos y contenidos que el docente pretende enseñar, a partir de un interés o necesidad que se detectan en el grupo, un estímulo problema, obtención de materiales. El producto es el eje que vertebra y da sentido al proyecto.

FUNDAMENTACIÓN Y ENCUADRE TEÓRICO EN RELACIÓN CON EL PROYECTO: Relevamiento de información e indagación del ambiente en relación con el recorte seleccionado; implicando la búsqueda y la organización de información sobre el contexto, la situación y los fundamentos teóricos que dan cuenta del valor para los niños y niñas de elaborar estos aspectos.

PREGUNTAS PROBLEMATIZADORAS: Para la selección de objetivos y contenidos la pregunta principal que se debe plantear es ¿Qué conocimiento necesitan los niños/as para lograr el producto o resolver el problema seleccionado?

AFIRMACIONES SIGNIFICATIVAS: Plasmar específicamente los contenidos a los que se tiende a partir del trabajo sobre el recorte, permitiendo la selección de los contenidos a enseñar, como también actividades y estrategias más adecuadas que facilitarán su abordaje.

RED DE CONTENIDOS: Implica seleccionar los contenidos que van a enseñar.

OBJETIVOS BÁSICOS: Una vez seleccionados los contenidos formular los objetivos mediante la siguiente pregunta ¿Para qué enseñar esos contenidos? Teniendo en cuenta que se debe contextualizar los contenidos y objetivos del diseño.

ACTIVIDADES: Tentativas para la realización del producto con la participación activa de los alumnos respecto de qué hacer, cómo hacerlo, con qué hacerlo. Organización de las actividades en De Indagación, De Desarrollo y De Cierre.

EVALUACIÓN: Proveer una evaluación permanente, inicial o diagnóstica para la detección de necesidades, de intereses y de conocimientos previos sobre el producto en cuestión; una evaluación reguladora tanto del proceso de aprendizaje de los alumnos -sus avances y dificultades- como de la intervención de la docente y de la planificación -haciendo los reajustes y modificaciones necesarias-; y una evaluación final donde se recapitula todo el proceso realizado, analizando los aprendizajes logrados por los niños en sus dimensiones sociales, afectivas y cognitivas.