0

“Desventuras en el País Jardín-de-Infantes”-María Elena Walsh

Si alguien quisiera recitar el clásico “Como amado en el amante / uno en otro residía…” por los medios de difusión del País-Jardín, el celador de turno se lo prohibiría, espantado de la palabra amante, mucho más en tan ambiguo sentido.
Imposible alegar que esos versos los escribió el insospechable San Juan de la Cruz y se refieren a Personas de la Santísima Trinidad. Primero, porque el celador no suele tener cara (ni ceca). Segundo, porque el celador no repara en contextos ni significados. Tercero, porque veta palabras a la bartola, conceptos al tuntún y autores porque están en capilla.

Atenuante: como el celador suele ser flexible con el material importado, quizás dejara pasar “por esa única vez” los sublimes versos porque son de un poeta español.

Agravante: en ese caso los vetaría sólo por ser poesía, cosa muy tranquilizadora.

El celador, a quien en adelante llamaremos censor para abreviar, suele mantenerse en el anonimato, salvo un famoso calificador de cine jubilado que alcanzó envidiable grado de notoriedad y adhesión popular. Sigue leyendo

0

VIAJE A LA ESCUELA DEL SIGLO XXI – ASÍ TRABAJAN LOS COLEGIOS MÁS INNOVADORES DEL MUNDO

por Alfredo Hernando Calvo,

para Fundación Telefónica.

EXPLORAR PARA INSPIRAR PARA TRANSFORMAR.

Estas tres palabras resumen la filosofía de trabajo de Fundación Telefónica para contribuir
a la educación del siglo xxi.
«Explorar» para identificar y analizar las tendencias educativas más innovadoras, diseñar y poner en marcha pilotos educativos.
«Inspirar» porque la exploración realizada debe ser compartida. Con los docentes, con los centros educativos, con las administraciones públicas, con la sociedad en general. Se trata de promover debates, conferencias, encuentros educativos en los que dar a conocer nuevos procesos pedagógicos, mejores prácticas.
«Transformar» en el sentido de mostrar haciendo, implicarnos en una acción social orientada, en el caso de Fundación Telefónica, a los entornos sociales que sean más vulnerables. Sigue leyendo

0

Los juguetes en la vida de los niños

El juguete, según Daniela Pellegrini.

Los juguetes están presentes en la vida de cada niño, estos nos sirven también como un método de aprendizaje y desarrollo. Dada la gran suma de objetos que son designados con el nombre de “juguetes” es necesario dividirlos en dos grandes grupos para poder así analizar sus diferencias, lo cual nos ayudará a tener mayor conocimiento sobre estos objetos y, en consecuencia mejorar su  selección y uso.  Por un lado, están aquellos diseñados para cumplir un papel específico respecto de una función psicológica, motriz o del aprendizaje de algún contenido escolar preciso. Son los materiales que denominamos material didáctico o juguetes. Dichos materiales se relacionan con las tradiciones originadas por los precursores del nivel Federico Fröebel y María Montessori, entre otros. Para Fröebel, los dones que formaron su equipo básico de trabajo y juego fueron inspirados por Dios y se esperaba que contribuyeran a unir la mente y el alma del niño, además de las ideas de espontaneidad y belleza que Fröebel vincula al juego y a los juguetes que diseñó. Para María Montessori, su trabajo con niños de clases obreras o con lo que hoy llamamos niños con necesidades educativas especiales, la llevó a centrar sus creaciones en la educación sensorial, proponía que el conocimiento se construía a partir de las sensaciones, que llevaba de la experiencia a la razón. Sigue leyendo

0

“Una mala persona no llega nunca a ser buen profesional”

Entrevista a Howard Gardner por Lluís Amiguet.

Ninguna persona es mejor ni peor que otra. Ni tampoco igual a otra. Lo que nos hace humanos es que cada uno de nosotros es único. Así que ríase, con la neurociencia, de quien diga que alguien es más listo que otro: ¿listo para qué? Cualquier talento no es sino capacidad de adaptación al entorno: inteligencia. Por eso, Gardner sostiene que hay más de una. Y ahí no acaba nuestra diversidad: cada cultura y cada persona entiende esa teoría –todas las teorías– a su manera. Manera, además, que varía con la edad: cuanto más envejeces, más difícil te resulta adaptar tu vida a las nuevas ideas y menos adaptarlas cómodamente a tu modo de vivir sin variarlo. Por eso, creer saber envejece y querer saber rejuvenece. Sigue leyendo

0

La niñez por Jorge Marín

La terrible niñez, las imágenes que quedan, la experiencia que no se toma en serio, el facilismo de la aceptación de transitar en un juego, a veces sin estar jugando. ¿Y cómo avisar de esos momentos? Nada más que un niño es poco para quedarse en el tiempo. Ni que planteos, ni que raros vuelos, la minoridad no se legisla con estudios profundos, simplemente se declara zona de exclusión. El poder de la escuela decide el futuro, arbitrariamente lanzados a un ámbito fortuito, los acomodamos al destino. Se desprende uno de los hijos y los encomienda a los docentes, que estudiaron para algo. Bastante simple el camino, en un punto la sociedad debe inspirar confianza, la instrucción en un grupo de pertenencia azaroso no se cuestiona. Ahí van los niños, en el primer horario que amolda, en la primera obligación de la vida, que no solo te instruye, te hace sentir prisionero de un horario, de una rutina que no se puede cuestionar.

Son pocos los recuerdos que quedan de la niñez terrible, todo ese período que precede al uniforme. Y sin pretender la suerte del memorioso Funes, al que le llevaba veinticuatro horas recordar un día de su vida, sería bueno cliquear momentos en la memoria y resucitarlos para entender mejor el presente. Seguramente que la sabia naturaleza por alguna razón nos hizo olvidadizos, tal vez hubiéramos abusado de un beneficio semejante, descuidando así nuestro presente. ¿Qué sería del hombre sin su sombra? Sin su incertidumbre y su misterio, sin su inconsciencia y sin sus sueños.

La terrible niñez, la plenitud del loco bajito,  el momento que mas adeuda nuestra memoria.

Ahí van los niños… atájenlos…por favor!

 

0

MALTRATO INFANTIL Y EDUCACIÓN

EL MALTRATO INFANTIL Y LA EDUCACIÓN

“Quien acumula muchos recuerdos felices en su infancia, está salvado para siempre”

Fiódor Dostoyevski

En la actualidad está muy vigente el problema del maltrato infantil. Millones de niños viven sometidos a trabajos forzados, prostitución, hambre, frío, careciendo de educación y atención médica por irresponsabilidad social y familiar, y se agrava constantemente la situación por el empeoramiento de las condiciones de vida, incremento de la pobreza, drogadicción, alcoholismo y delincuencia, sometiéndosele cada vez más a violentas formas de castigo corporal físico, o a las más sutiles torturas psicológicas, negligencias y negación de sus más elementales derechos.

La familia como eje central de la vida y la sociedad es la responsable del desarrollo de los niños. Contradiciendo mitos, la violencia familiar existe en todas las clases sociales y provoca un grave y profundo deterioro de la misma.

MALTRATO INFANTIL

El concepto de maltrato infantil en un principio hizo referencia al maltrato físico donde influían en mayor medida los criterios médicos-clínicos y a la explotación laboral de los niños pequeños. Este concepto fue evolucionando y con el correr del tiempo y de diferentes discusiones que se plantearon sobre el tema, se llega a la actualidad basándose  especialmente este término en las necesidades y derechos de los niños. Otros factores que determinan el concepto de maltrato infantil son la perspectiva histórica, el modelo médico, las teorías psicológicas, sociológicas y políticas; como así también el punto de vista legal y educativo, las creencias y actitudes de la sociedad, los índices de violencia y criminalidad, la visión biológica de la agresión y a la concepción de familia como sistema. Sigue leyendo