Publicado en ARTÍCULO, PENSAMIENTOS

“Una mala persona no llega nunca a ser buen profesional”

Entrevista a Howard Gardner por Lluís Amiguet.

Ninguna persona es mejor ni peor que otra. Ni tampoco igual a otra. Lo que nos hace humanos es que cada uno de nosotros es único. Así que ríase, con la neurociencia, de quien diga que alguien es más listo que otro: ¿listo para qué? Cualquier talento no es sino capacidad de adaptación al entorno: inteligencia. Por eso, Gardner sostiene que hay más de una. Y ahí no acaba nuestra diversidad: cada cultura y cada persona entiende esa teoría –todas las teorías– a su manera. Manera, además, que varía con la edad: cuanto más envejeces, más difícil te resulta adaptar tu vida a las nuevas ideas y menos adaptarlas cómodamente a tu modo de vivir sin variarlo. Por eso, creer saber envejece y querer saber rejuvenece. Sigue leyendo ““Una mala persona no llega nunca a ser buen profesional””

Publicado en PENSAMIENTOS

Las palabras por Julio Cortázar

Charla pronunciada por Julio Cortázar en el centro cultural La Villa de Madrid en 1981.

Si algo sabemos los escritores es que las palabras pueden llegar a cansarse y a enfermarse, como se cansan y se enferman los hombres o los caballos. Hay palabras que a fuerza de ser repetidas, y muchas veces mal empleadas, terminan por agotarse, por perder poco a poco su vitalidad. En vez de brotar de las bocas o de la escritura como lo que fueron alguna vez, flechas de la comunicación, pájaros del pensamiento y de la sensibilidad, las vemos o las oímos caer como piedras opacas, empezamos a no recibir de lleno su mensaje, o a percibir solamente una faceta de su contenido, a sentirlas como monedas gastadas, a perderlas cada vez más como signos vivos y a servirnos de ellas como pañuelos de bolsillo, como zapatos usados. Los que asistimos a reuniones como ésta sabemos que hay palabras-clave, palabras-cumbre que condensan nuestras ideas, nuestras esperanzas y nuestras decisiones, y que deberían brillar como estrellas mentales cada vez que se las pronuncia. Sigue leyendo “Las palabras por Julio Cortázar”

Publicado en ARTÍCULO, PENSAMIENTOS

La niñez por Jorge Marín

La terrible niñez, las imágenes que quedan, la experiencia que no se toma en serio, el facilismo de la aceptación de transitar en un juego, a veces sin estar jugando. ¿Y cómo avisar de esos momentos? Nada más que un niño es poco para quedarse en el tiempo. Ni que planteos, ni que raros vuelos, la minoridad no se legisla con estudios profundos, simplemente se declara zona de exclusión. El poder de la escuela decide el futuro, arbitrariamente lanzados a un ámbito fortuito, los acomodamos al destino. Se desprende uno de los hijos y los encomienda a los docentes, que estudiaron para algo. Bastante simple el camino, en un punto la sociedad debe inspirar confianza, la instrucción en un grupo de pertenencia azaroso no se cuestiona. Ahí van los niños, en el primer horario que amolda, en la primera obligación de la vida, que no solo te instruye, te hace sentir prisionero de un horario, de una rutina que no se puede cuestionar.

Son pocos los recuerdos que quedan de la niñez terrible, todo ese período que precede al uniforme. Y sin pretender la suerte del memorioso Funes, al que le llevaba veinticuatro horas recordar un día de su vida, sería bueno cliquear momentos en la memoria y resucitarlos para entender mejor el presente. Seguramente que la sabia naturaleza por alguna razón nos hizo olvidadizos, tal vez hubiéramos abusado de un beneficio semejante, descuidando así nuestro presente. ¿Qué sería del hombre sin su sombra? Sin su incertidumbre y su misterio, sin su inconsciencia y sin sus sueños.

La terrible niñez, la plenitud del loco bajito,  el momento que mas adeuda nuestra memoria.

Ahí van los niños… atájenlos…por favor!

 

Publicado en CUENTOS, RECOMENDACIÓN

Cuento “El pato y la muerte” de Wolf Erlbruch

Desde hacía tiempo, el pato notaba algo extraño.

– ¿Quién eres? ¿Por qué me sigues tan de cerca y sin hacer ruido?

La muerte le contestó:
– Me alegro de que por fin me hayas visto…Soy la muerte.

El pato se asustó. Quién no lo habría hecho.

– ¿Ya vienes a buscarme?

– He estado cerca de ti desde el día en que naciste… por si acaso.

– ¿Por si acaso?- preguntó el pato.

– Sí, por si te pasaba algo. Un resfriado serio, un accidente… ¡nunca se sabe!

– ¿Ahora te encargas de eso?

– De los accidentes se encarga la vida; de los resfriados y del resto de las cosas que os pueden pasar a los patos de vez en cuando, también. Sólo diré una: el zorro.

El pato no quería ni imaginárselo. Se le ponía la carne de gallina.
La muerte le sonrió con dulzura.
Si no se tenía en cuenta quién era, hasta resultaba simpática; incluso más que simpática.

Sigue leyendo “Cuento “El pato y la muerte” de Wolf Erlbruch”

Publicado en PENSAMIENTOS

SIN JERARQUÍAS ENTRE LAS MATERIAS

por Gianni Rodari

Ningún tipo de jerarquía entre las distintas materias. Y, en el fondo, una sola materia: la realidad, enfocada desde todos los puntos de vista, empezando desde la realidad cercana, la comunidad escolar, el estar juntos, el modo de estar y de trabajar juntos. En una escuela de este tipo el niño ya no está como ‘consumidor’ de cultura y de valores, sino como creador y productor, de valores y de cultura.

Ilustración de Adolfo Serra

14671237_1107921279304659_4053112347772293758_n
Publicado en CUENTOS

TEXTO E IMÁGENES: LA ARTICULACIÓN DE UN DISCURSO.

por María Fernanda García*

A veces la ilustración aparece como un elemento que, de primera vista, permite diferenciar una obra para niños de una para adultos. En Occidente el referente es casi obligado: si tiene dibujos, probablemente sea para niños (a excepción de los cómics y los libros de arte). Es cierto que la literatura infantil se ha nutrido del lenguaje gráfico como un elemento para completar y articular su discurso. Por un lado, estos libros utilizan la ilustración como un adorno o acompañamiento al texto, una repetición de lo dicho desde el mensaje escrito. Por otro lado, está el libro álbum, definido por Barbara Bader como:

«[…] texto, ilustraciones, diseño total; es obra de manufactura y producto comercial; documento social, cultural, histórico y, antes que nada, es una experiencia para los niños. Como manifestación artística, se equilibra en el punto de interdependencia entre las imágenes y las palabras, en el despliegue simultáneo de dos páginas encontradas y en el drama de dar la vuelta a la página.».[1] Sigue leyendo “TEXTO E IMÁGENES: LA ARTICULACIÓN DE UN DISCURSO.”